PREFORMAS PET


Una de las principales aplicaciones del PET (politereftalato de etileno) es la producción de envases. El hecho de ser un material inerte y sin aditivos la hace adecuado para el contacto con los alimentos. Su ligereza, junto con una elevada resistencia a los golpes es sinónimo de ventajas durante el embotellado (menos roturas), transporte y almacenaje, y también de mayor comodidad para el consumidor.

El PET es la materia prima elegida para la fabricación de envases para aguas minerales, refrescos, aceites y productos alimentarios. La pureza, transparencia y resistencia de los envases producidos con PET son factores determinantes de su calidad.

El reciclaje de envases PET, tras su consumo, es un paso fundamental para la conservación y reutilización de recursos. Además, es económicamente viable, ambientalmente justificable y socialmente bien aceptado.

EMPRESAS REPRESENTADAS

Español